Las personas en el ecosistema digital

Inicio Foros Communitools y su Comunidad Las personas en el ecosistema digital

Viendo 6 entradas - de la 1 a la 6 (de un total de 6)
  • Autor
    Entradas
  • #3272
    Mariché Navío Navarro
    Superadministrador

    En el primer capítulo del libro Contra el Rebaño Digital, Jaron Lanier lleva a cabo una reflexión sobre el concepto de persona en el ecosistema digital. ¿Cuál es tu reflexión al respecto?

    #3281
    Inés03
    Participante

    ¿Qué papel juega el ser humano en la red? ¿De verdad es el dueño de todo lo que escribe en esta? Actualmente no tenemos muy claro cuáles son nuestras libertades en la red, el anclaje del que se habla en el texto nos nubla la vista a la hora de sacar en claro ideas sobre este tema, con el comienzo de la web 2.0 hay muchas limitaciones, sobre todo a la hora en la que el usuario se define a sí mismo, a parte, en la red a los propios usuarios no nos dejan ser fuentes de nuestras propias creaciones poco a poco, esta, se está apoderando de toda nuestra mentalidad. El propio autor teme la abstracción de la red más que la propia persona conectada, pero ¿hay que ser de verdad una persona y no una fuente de fragmentos de los que otros se aprovechan? A medida que pasa el tiempo y van avanzando cada vez más con las nuevas tecnologías, los propios usuarios comenzamos a pensar como una máquina y no debemos comportarnos como ellas y mucho menos pensar como ellas, el autor en este primer capítulo nos confiesa que trabajar con gadgets digitales le recuerda cómo han cambiado los pequeños detalles digitales y cómo estas pueden afectar al ser humano, no podemos dejar que la tecnología se apodere de nosotros y mucho menos que nos haga cómplice de su forma de ser y de pensar, no olvidemos que tenemos algo mucho más valioso que ellas y esa cualidad es que nosotros somos HUMANOS.

    #3387
    Elena López
    Participante

    En primer lugar me gustaría destacar tras la lectura de este primer capítulo de Contra el Rebaño Digital que, aunque ha sido una lectura densa y en muchos casos ha requerido una doble lectura por mi parte, me parece que como señala el autor al final del capítulo, presenta una realidad del mundo digital totalmente pesimista y, bajo mi punto de vista que desde luego no está a la altura de los conocimientos del autor, en algunos casos injustificada.
    El nacimiento de Internet, de la web, de la mano de Tim Berners-Lee, y de su estructura, como el propio autor señala ha sido una especie de suerte que ha triunfado por encima de otras propuestas. No obstante, cuando nacieron estas tecnologías, el software, no sabíamos a lo que nos enfrentábamos ni lo que estábamos creando, por lo tanto todo fue un poco sobre la marcha y el resultado no me parece tan trágico como el que presenta el autor.
    Con el paso del tiempo las tecnologías han ido evolucionando y dotando a Internet y la web de nuevas funcionalidades, algunas mejores y otras peores, unas más útiles y otras menos, pero en cualquier caso como en muchos ámbitos de la vida, las cosas funcionan de modo ensayo-error y, bajo mi humilde punto de vista, aunque siempre se busque una retribución económica como es obvio, creo que las personas que desarrollan y diseñan este tipo de softwares siempre lo hacen intentando conseguir sus objetivos de la mejor manera posible.
    Bien es cierto que desde el punto de vista de las relaciones humanas y sociales ha desvirtuado en cierta medida la forma en la que nos relacionamos y comunicamos, y ha podido traer con ello aspectos negativos como los trolls, los haters, etc. Pero por lo general, creo que todas estas redes sociales o sitios webs en los que las personas se pueden entablar conversaciones, en la balanza han resultado ser positivos.
    Todo tiene sus sombras y hay que pararse a pensar qué es aquello que estamos haciendo, a lo que nos dirigimos y que queremos de cara al futuro, pero por lo general, hasta ahora, creo que el balance de aquello que integra la web 2.0 es muy positivo y ha mejorado con mucha diferencia la vida de las personas.

    #3438
    Carmen Agudo
    Participante

    Hoy en día es imposible trabajar con tecnología y no involucrarse en la ingeniería social. Como dice el texto, son extensiones de nuestra existencia; de nuestros ojos y oídos, de nuestra memoria. A través de la tecnología conectas con el mundo y con otras personas. Se trata de encontrar una forma de construir una relación humana con la tecnología. La intención es buena.
    ¿Pero qué pasa cuando nos enfocamos en el rebaño y no en el individuo? Se pone a disposición de un gran número de personas una herramienta de información abierta. Le damos poder a los individuos, pero en lugar de ponerles cara y nombre a sus aportaciones se quedan en el anonimato. Esta tendencia a centrarnos en la masa y no en los propios individuos favorecen conductas negativas, y esto unido a una serie encadenada de acción sin acción nos lleva a limitar el significado de ser persona.
    ¿Qué podemos hacer al respecto? os preguntaréis. Se trata de aportar nuestro granito de arena potenciando la creación de cosas personales que realizamos con esfuerzo y a las que le les ponemos nuestra cara y nuestro nombre. Fuera el anonimato, el incluirnos dentro de la masa. Son las personas las que le dan poder a la red, no un conglomerado de fragmentos virtuales.

    #3446
    marta_arguello
    Participante

    Contra el Rebaño Digital no deja indiferente a nadie, empezando por lo sencillo que resulta de entender como por el mensaje esperanzador que deja sobre lo que significa la tecnología en la sociedad (nótese la ironía en ambas partes).
    Empieza por apuntar que la web 2.0 promueve la libertad radical pero, que esa libertad va más dirigida a las máquinas que a las personas. Así, se anclaron dos realidades cuando se introdujo la red global, por una parte la de poner a disposición de personas una herramienta de información abierta y desorganizada, quedando reivindicada así la fe en la voluntad humana, pero, en segundo lugar, también quedaron anclaras algunas ideas no tan buenas acerca de la vida.
    Pero, nos enfrentamos según él a un reto, que todas las personas se definan limitándose y, acercándose al final del capítulo, añade una lista de propuestas relacionada con este problema, subrayando así algunas cosas que puedes hacer para ser una persona y no una fuente de fragmentos de los que otros se aprovechan.
    Para acabar este pensamiento negativo sobre la red global apunta que si amas un medio construido con software, corres el peligro de quedar atrapado en las ideas simplistas de otra persona. Por tanto, para el autor, la cultura online está llena de planteamientos sobre cuál es el camino que conduce a un mundo mejor y, hoy por hoy, esa respuesta está orientada hacia una forma de pensar antihumana.

    #3620
    Víctor Carmona
    Participante

    La tecnología ha cambiado la forma en el que las personas nos relacionamos, expresamos nuestro punto de vista. Al proporcionarnos la capacidad de acceder a todas las posibles respuestas para nuestras necesidades, ya sean, de información o para relacionarnos con otras personas, esto puede hacer que se cree un pensamiento único por parte de grupos sociales en masa debido a las modas, porque si lo pone en internet es la verdad o que por expresar una opinión aparezcan muchos perfiles de personal criticándote de muy malas maneras escudadas tanto en sus perfiles como en el grupo.
    No es que la tecnología consiga hacer que el ser humano piense como una máquina o que una máquina pueda pensar como un ser humano, ya que es imposible debido a que no se puede dotar a una máquina con el sentimiento humano que es impredecible. Pero si que cambia nuestro modo de pensar y actuar con libertad, lo cual hace que sea un pensamiento frío y calculado por no salir de los márgenes establecidos por el grupo al que te sientas identificado, que si puede asemejarse al que pueda realizar una máquina.

Viendo 6 entradas - de la 1 a la 6 (de un total de 6)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Uso de cookies

Este sitio web usa cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptarlas y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas